Preso en mi ciudad

El mundo tiene dientes y siempre se beneficia de ello.

Alejandra lo sabe, y aunque intente comportarse como una adolescente más, convivir con espíritus no le resulta nada fácil.

Ahora, la secundaria se termina y, con la incertidumbre de volverse adulta, algo irrumpe en la ciudad: una fuerza que cambiará el rumbo de su vida.

Nada volverá a ser lo mismo.

Ni para los vivos ni para los muertos.

El terror se oculta en lo cotidiano…

Y lo devora.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *